NUEVAS ESTRATEGIAS HABITACIONALES

CONCURSO DE INNOVACIÓN EN EQUIDAD HABITACIONAL DE LA VIVIENDA.

 

OBJETO
Diseño de la reforma de una vivienda del parque público de la Generalitat Valenciana. 

DIRIGIDO A
Estudiantes de arquitectura de la ETSA-UPV o EPS-UA

PLAZOS
De octubre de 2017 a febrero de 2018.

PREMIOS
Dos premios de 1.000 € (uno por cada Universidad).

PROPUESTAS SELECCIONADAS
ETSA-UPV     Ι     EPS-UA

JURADO SEGUNDA FASE
Ver miembros del jurado

 

Un gran número de viviendas han dejado de acompañarnos en nuestras necesidades vitales e imponen, con frecuencia, modelos de familia, de concepción de vida o de modos de relación que ya no se ajustan a la multiplicidad de realidades que se entrelazan en la actualidad. En este sentido, siguiendo una de sus líneas estratégicas, la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio quiere contribuir a resituar en el centro de todo debate en torno a la vivienda, a las personas. Por ello convoca un concurso para el diseño de la reforma de una vivienda del parque público de la Generalitat Valenciana, que gestiona la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat, para alumnos de arquitectura de las universidades públicas de la Comunitat Valenciana en la que se apliquen criterios innovadores de equidad habitacional.

 

Preselección    

Bases      

La arquitectura ha estado implicada desde sus orígenes en la cuestión de la vivienda. De hecho, en tanto que disciplina moderna, se comprometió con la definición y proposición de nuevos modelos habitacionales atendiendo a las demandas y necesidades del momento, y muy especialmente adelantándose a las venideras. No obstante, en la actualidad, gran parte del parque residencial construido no ha sabido responder a este desafío. En las labores del cuidado esto es especialmente gravoso, pero pueden asimismo identificarse desajustes entre la realidad construida y la necesidad concreta de los que la habitan en múltiples colectivos y ámbitos sociales.

Es importante señalar que no se trata solo de una disfuncionalidad. La realidad constructiva constituye realidad social. Una vivienda es un sistema que se introduce en nuestra intimidad. No hay algo como el orden neutro. Y por ello está inevitablemente vinculada la vivienda al compromiso ético de la arquitectura para con la sociedad. No proporcionar un medio para conciliar la vida laboral con la familiar, para promover actividades intergeneracionales, para integrar o para acoger la diferencia, para facilitar la vida doméstica con las nuevas tecnologías, para dignificar actividades de la vida cotidiana ha de entenderse no ya como un problema funcional, sino como una injusticia motivada por una vulneración de su compromiso deontológico, cuanto menos.Se propone el término de equidad habitacional como un aglutinante de las enseñanzas que nos han deparado las experiencias acumuladas a lo largo de más de un siglo.

EQUIDAD HABITACIONAL
Este enfoque parte del reconocimiento de las condiciones específicas de cada persona o grupo social, incorporando por tanto en sus premisas de partida la existencia de relaciones de poder desiguales y factores discriminatorios. En términos jurídicos, la equidad es el medio para aplicar el derecho con justicia en ausencia de una norma legal explícita. Tiene en cuenta, pues, las circunstancias particulares. “Atempera” la ley. Ello permite en última instancia no reproducir normas y conductas discriminatorias. Se trata de atender en su especificidad las demandas de las múltiples aspiraciones de modos de vida de la sociedad actual, sin renunciar a la posibilidad de seguir avanzando hacia la cohesión social. Dotar a la vivienda de un carácter social, sin por ello discriminar ni aislar.

Se propone la interpretación del término equidad habitacional a partir de tres amplios ejes temáticos:

1. Flexibilidad: las dinámicas actuales imponen cierta inestabilidad en el uso de la vivienda motivada por la exigencia de movilidad, la flexibilidad de los núcleos familiares o la adaptabilidad a lo largo de la vida útil de la vivienda.

2. Diversidad: la sociedad es cada vez más plural y, en la medida en que esta diversidad sea reconocida, la vivienda podrá propiciar un mejor ajuste con las expectativas vitales de cada cual.

3. Solidaridad: múltiples ocupaciones domésticas han sido históricamente relegadas a un papel subalterno, afectando por tanto a la dignidad de quienes las desempeñan. Una vivienda ha de dignificar las tareas del cuidado, del mantenimiento y, en general, de la gestión de la vida cotidiana.

Los participantes deberán ser alumnos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Valencia o de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de la Alicante en sus estudios de la rama de arquitectura que estén matriculados en cualquiera de sus respectivas ofertas formativas (grado, posgrado o doctorado) en el momento de cursar la inscripción al concurso.

En el caso de propuestas en grupo, al menos uno de los miembros deberá cumplir con los requisitos de la participación individual. Estos grupos estarán formados por un máximo de cuatro componentes, en cualquier caso, todos estudiantes en alguna de las universidades públicas de la Comunitat Valenciana, y uno de ellos de las Escuelas Técnicas Superiores de Arquitectura de la Comunitat Valenciana. El grupo designará un portavoz, que será el encargado de realizar las comunicaciones y recibirlas.

Cada participante, esté o no integrado en un grupo, solo podrá presentar una única propuesta.

El jurado estará formado por un representante de cada una de las siguientes entidades:

  • Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.
  • Dirección General de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana.
  • Entidad de Infraestructuras de la Generalitat.
  • Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Valencia.
  • Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alicante.

Se sumarán a esta representación, al menos, cuatro arquitectos expertos en vivienda.

Correspondiente a la fase de preselección

En una primera selección de trabajos, de entre todos aquellos que se ajusten a las condiciones enunciadas en estas bases, se preseleccionarán hasta 10 candidatos de cada una de las universidades y pasarán a la siguiente fase. Recibirán por ello, cada una de las candidaturas, un PackIVE y un certificado oficial que así lo haga constar.

Correspondiente a la entrega definitiva
Tras la deliberación final del jurado, se otorgará un premio a quien resulte ganador de cada una de las universidades consistente en 1.000€.
Adicionalmente, el jurado se reserva la posibilidad de otorgar hasta un máximo de dos accésits por universidad, en función de la calidad de las propuestas. Todos ellos recibirán un certificado oficial que haga constar la mención otorgada por el jurado.

FASE I: Publicación de las bases. Dudas y aclaraciones
La resolución de dudas se realizará por escrito, a través del correo: calab@gva.es

 

FASE II: Preselección
1. Hasta el lunes 27 de noviembre de 2017 a las 12.00 h:

  • Recepción de propuestas-borrador en el Instituto Valenciano de la Edificación (Tres Forques, 98-1ª planta – 46018 Valencia)

2. Hasta el 11 de diciembre de 2017:

  • Comunicación pública de los seleccionados de cada universidad

 

FASE III: Desarrollo

3. A lo largo de enero de 2018:

  • Entrega definitiva presencial de las candidaturas preseleccionadas, con defensa oral frente al jurado de máximo 5 minutos por participante (elevator pitch).

 

FASE IV: Resolución e información pública

4. A lo largo de febrero de 2018:

  • Acto de entrega y exposición de las propuestas de los seleccionados.

Sobre el procedimiento

¿Ha de enviarse la hoja de inscripción por correo electrónico?
 No. La hoja de inscripción, tal y como consta en las bases, se adjuntará en la fase de selección en sobre cerrado con el lema de la propuesta, junto con la lámina A2 y la copia digital.
¿Es posible presentarse en un grupo de más de 4 miembros?
Bajo ningún concepto se aceptarán candidaturas en las que consten más de 4 componentes, incluido el/la portavoz.
¿Qué nivel de desarrollo de la propuesta se solicita en cada fase de entrega?
Ha de aportarse la suficiente información para que sea comprensible. En este sentido, podemos considerar tres ejes de desarrollo: la estrategia, la concreción espacial y la materialización, que han de graduarse durante las dos fases.
Fase II (preselección): ¿CUÁL ES LA IDEA? al no tener memoria escrita, el panel deberá incorporar una aclaración conceptual (preferentemente gráfica). No se espera en esta fase descender a la materialidad. Se trata de plantear una estrategia de intervención clara y coherente con la equidad habitacional. Puede considerarse un estudio previo.
Fase III (definitiva): ¿CÓMO SE LLEVA A CABO? en este caso, sí se exigirá concreción suficiente como para poder ejecutar la propuesta en sus líneas directrices. Por supuesto la propuesta espacial ha de ser comprensible. Se trata de una propuesta desarrollada hasta su materialización en la que cuestiones técnicas básicas (evacuación de aguas, iluminación…) han de tenerse en cuenta a nivel de esquema de funcionamiento, sin mediciones y con propuesta de materialización.
¿Qué extensión debe tener la Memoria que se entregue en la Fase III (definitiva)?
Una página A4 a una cara, especificando la IDEA GENERAL de la propuesta, su MATERIALIZACIÓN y cómo se han tenido en cuenta los criterios de EQUIDAD, según los tres ejes enunciados: FLEXIBILIDAD, DIVERSIDAD y SOLIDARIDAD.
¿Se puede entregar la documentación de la propuesta impresa a una sola tinta?
Sí, se puede imprimir toda la documentación en color, en monocromo o en escala de grises.
¿Dónde se puede entregar la documentación?
Únicamente se admitirán las propuestas que se entreguen debidamente embaladas, en persona, por correo o por mensajero, en el INSTITUTO VALENCIANO DE LA EDIFICACIÓN Tres Forques, 98 – 1ª planta 46018 Valencia.
¿Cuál es el plazo máximo de recepción de propuestas?
Se aceptarán todas las propuestas que se depositen en el INSTITUTO VALENCIANO DE LA EDIFICACIÓN o lleven registro de entrada de Correos (o del servicio de mensajería), antes de las 12:00 h del lunes 27 de noviembre de 2017.

Sobre la vivienda a reformar

¿Cuál es la distancia libre entre forjados?
La sección del inmueble es constante y la distancia libre entre forjados es de 290 cm.
Actualmente la vivienda cuenta con falsos techos con las siguientes alturas libres:
2,66 altura libre del espacio del Estar (de 21,70 m2 y vinculado al patio).
2,60 altura libre en pasillo y habitaciones.
2,50 altura libre en cocina y baños.
¿Cuáles son las dimensiones de las ventanas?
En el apartado de DESCARGAS se puede acceder a las secciones actuales del inmueble, en las que se detallan las dimensiones de las carpinterías.
¿La tabiquería que separa la cocina y el salón tiene función estructural?
El tabique que separa la actual cocina de la zona de estar (que efectivamente tiene un espesor distinto), no se trata de un muro de carga por lo que no tiene ninguna función estructural.

Sobre la propuesta de reforma

¿Ha de mantenerse la localización de las zonas húmedas (cocina y baño)?
No necesariamente.
En caso de desplazarlas sería conveniente proponer una solución para garantizar la evacuación de aguas residuales.
¿Se ha de conservar la localización y el tamaño de los huecos?
Tanto los huecos en fachada, como en patio de luces o de manzana han de respetarse íntegramente en su apariencia exterior. Al tratarse de elementos comunes no pueden ser alterados sin el consentimiento unánime de la comunidad de vecinos o el preceptivo informe de patrimonio.
¿Pueden incorporarse otros usos, tales como espacios de trabajo?
No. Se debe mantener el uso exclusivo para vivienda.
¿Deben respetarse superficies o distancias mínimas con arreglo a la normativa vigente?
No es el objetivo de este concurso cumplir con la normativa obligatoria en materia de superficies y espacios mínimos. No obstante, tanto las superficies como las distancias de la propuesta deberán ser razonables y garantizar su adecuación al uso previsto.
¿Hay límite de presupuesto?
No. Pero se tendrá en cuenta, atendiendo al contexto expuesto en las bases, la eficiencia de los recursos empleados como uno de los elementos claves (no es el único) para la equidad habitacional.
¿La propuesta debe ser para vivienda unifamiliar?
No. El concepto de “equidad habitacional” incide en la necesidad de incorporar nuevos modos de cohabitar, por lo que la propuesta puede ser de carácter unifamiliar, pero no necesariamente. Se podrían plantear soluciones alternativas innovadoras, pero siempre manteniendo el uso de vivienda.
¿La vivienda tiene un único propietario y usuario?
El único propietario del piso es el EIGE, pero se puede plantear la posibilidad de subdividir en varias unidades habitacionales independientes, destinadas a alquiler social. Asimismo, es planteable que existan espacios compartidos de uso común entre dichas unidades, siempre y cuando su uso sea exclusivamente el de vivienda.

 

VAL ENG CAS